Un equipo de científicos ha desarrollado una membrana que consigue multiplicar la eficiencia de las pilas de combustible hasta cuatro veces.

Uno de los principales problemas en los sistemas de las pilas de combustible de los vehículos eléctricos es la gestión del agua y del calor.

Actualmente, estas pilas de combustible se ubican junto al radiador, pero ocupan mucho espacio y consumen mucha energía.

Pues bien, un equipo de científicos australianos y surcoreanos de la Organización para la investigación industrial y científica de la mancomunidad de Australia (CSIRO) y la universidad surcoreana Hanyang ha desarrollado una membrana inspirada en los cactus que consigue mejorar la eficiencia de las pilas hasta cuatro veces, incluso en condiciones secas y calurosas.

“El cactus es una planta que tiene pequeñas grietas, llamadas poros estomatales, que se abren durante la noche cuando las condiciones son frías y húmedas y se cierran de día, cuando están secas y calientes”, explica Cara Doherty, coautora del estudio publicado en la revista Nature.

“La membrana funciona de una forma similar ya que el agua se genera por una reacción electroquímica que es regulada por unas nanogrietas dentro de la cubierta, que se abren cuando se exponen a condiciones húmedas y se cierran cuando son más secas”, añade.

De manera que esta membrana consigue que las pilas de combustible se mantengan hidratadas sin necesidad de un equipo humidificador.

Ver enlace: Infotaller.es

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información